Las deudas del gobierno: Educación y Salud

Caminos del Mayab

Por Martín G. Iglesias

La salud y la educación de un pueblo son la columna vertebral para el bienestar social, si el Estado falla en otorgarlas, fallan en su intento de otorgar calidad de vida a sus gobernados.

Aunque no se quiera reconocer por parte de quienes nos gobiernan, hoy existe un malestar social, que se suma a las desigualdades, en y entre las comunidades de los municipios; además la falta de oportunidades, sobre todo entre los jóvenes, los bajos niveles de ingresos y el complicado acceso a los servicios sociales, que se ahogan en un grito de todos los niveles sociales.

Existe en el estado, principalmente en la zona maya, el desmoronamiento de los servicios de salud pública, lógicamente que esto es la sumatoria de años de absoluto descuido; eso sí, la élite (política y empresarial) disfruta de la mejor atención disponible mientras que los pobres han de pagar precios no regulados y exagerados hasta por la atención más básica, ya no digamos de los que viven en condiciones de pobreza extrema (miseria).

Me apena ver cómo los pocos centros de salud construidos en la zona maya se encuentran sin médico, medicinas y sin consultas especializadas; el becario que llega con bata de médico, lo único que atina a recetar es paracetamol o en su defecto keterolaco, mientras la salud de los habitantes de estas comunidades va en detrimento; aunado a la falta de alimentación correcta, pues en algunas familias se come solo una vez al día.

Lógicamente, mientras la Secretaria de Salud en Quintana Roo, Alejandra Aguirre Crespo continúe con el discurso de que la Federación es la culpable de la falta de atención en esta materia, el Estado tiene un presupuesto para operar lo que llamaron “Caravanas de Salud”, que realmente solo sirvió para la foto y para aparentar el trabajo en las comunidades.

Otro asunto que tiene mal a la Secretaría de Salud es la grilla sindical, con Barbaciano Sansores Matos, quien quiere reelegirse, aunque ya lleva dos periodos al frente del Sindicato, el primero concluyó el 15 de febrero de 2013, y en esa misma fecha, pero del 2016, obtuvo el aval de la Asamblea para su continuidad por un período más, mismo que concluyó hace ya cinco meses.

El otro pendiente del “Gobierno del Cambio” es en materia educativa, pues de acuerdo con el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea) aplicada a las instituciones de educación media superior, siete de cada diez alumnos en Quintana Roo, no saben de razonamiento matemático y cinco de cada diez reprueban en compresión de lectura.

Los maestros jubilados se sienten abandonados por las autoridades estatales. Los docentes que se encuentran frente a grupo tienen que enfrentar carencias en material didáctico, y no digamos en las condiciones de los salones, las propias escuelas necesitan mantenimiento urgente ante que inicie el ciclo escolar 2019-2020.

Ya llevamos más de medio año, y ni en la Secretaría de Educación como en la de Salud se han visto reflejados los miles de millones de pesos asignados a cada una; la primera tiene un presupuesto de 8 mil 330 millones 556 mil 760 pesos, la segunda cuenta con 3 mil 122 millones 869 mil 968 pesos, solo en estas dos secretarías suman 11 mil 453 millones 426 mil 728 pesos, lo que representa el 40.3% del presupuesto total del estado, que es de 28 mil 415 millones 664 mil 155 pesos.

SASCAB

Las finanzas que están bien son las del municipio Benito Juárez (Cancún), esto luego de que Fitch Ratings le otorgara a la comuna la calificación ‘A-(mex)’ y modificar su perspectiva desde “Estable” a “Positiva”. La presidente Mara Lezama Espinosa reconoció que este logro es gracias a las actuales políticas financieras de eficiencia en la materia, que se seguirán aplicando a lo largo de la administración 2018-2021, lo cual posiciona al municipio con sólida capacidad de pago.

Aquí se aplica el refrán: el que es fiel en lo poco, lo será en lo mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *