Los párvulos que aspiran a ser gobernador/a

Caminos del Mayab
Por Martín G. Iglesias

Recientemente ha salido una serie de publicaciones en portales informativos de “la chiquillada”, además de opiniones de “columnistas” que con todo su corazón desean que personajes de medio pelo sean considerados seriamente entre los que aspiran a una candidatura a la gubernatura.


No es que sea ilegal aspirar a gobernar el estado de Quintana Roo, pero es inmoral que algunos politiquillos, salidos de la nada, quieran entrar en la puja para una candidatura, donde ahora se deben de considerar los perfiles mejores preparados y con un currículum en el servicio público con hechos, ya basta de las improvisaciones que le han dado malos resultados a los municipios y al estado.


Uno de los párvulos en política que algunos “periodistas” quieren impulsar es el presidente municipal de Lázaro Cárdenas, el neoperredista Josué Nivardo Mena Villanueva, que cual burro que tocó la flauta (en su justa dimensión), logró ganar la elección en el 2018, eso por el hartazgo que tenía los lazarocardenenses de gobiernos como el PRI y el PAN, por eso voltearon a ver al PT que fue en alianza con Morena, además de la cantidad de dinero que manejó para la compra de votos, y una ayudadita de los malosos que todavía le andan cobrando.


No hay que negar que Nivardo es un empresario exitoso, un hombre trabajador, que lucha día a día para salir adelante; pero estas virtudes no son suficientes para gobernar un estado como Quintana Roo, con los problemas de inseguridad, de solvencia económica, de ordenamiento territorial; una entidad que tiene falta de desarrollo en todos los sentidos y donde no se respeta el equilibrio ecológico.


Lo que debe hacer Nivardo Mena, es responder a las necesidades de los lazarocardenenses, quienes demandan atención; se debe dedicar a gobernar y no sudar calenturas adelantadas, porque por estar pensando en ser candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la gubernatura en el 2022, descuida sus actividades como alcalde, como primera autoridad en el municipio y deja hacer y deshacer a su gabinete. La máxima en política es primero cumplir para luego poder exigir y Mena Villanueva deja mucho que desear como presidente municipal de Lázaro Cárdenas.


Otra que de plano anda perdida es la senadora panista Mayuli Latifa Martínez Simón, que hasta ahora no entiendo quién le dio cuerda para que busque ser la candidata del PAN, cuando frente a ella hay cuadros más importantes y con mayor capacidad como Cristina Torres Gómez, Patricia Sánchez Carrillo y hasta Gustavo Ortega Joaquín.
Con Mayuli no hay estrategia, solo golpeteo al gobierno federal y oponerse a toda propuesta hecha en el senado por sus homólogos de Morena, ¿qué ha hecho por el estado?, ¿dónde está su gestión como legisladora federal de la Cámara Alta?; solo repite lo que le dicta su pariente Eduardo Martínez Arcila, quien también anda perdido en el concierto político del estado.


El otro párvulo que quiere gobernar el estado es el diputado federal, Luis Javier Alegre Salazar, a quien todavía “no le cae el veinte” de lo que significa ser legislador, máxime de una comisión tan importante para Quintana Roo como lo es la de Turismo. Por andar en campaña descuida sus labores como presidente de la Comisión de Turismo, en una crisis de sargazo y de imagen a la que se enfrenta Quintana Roo y en la que el diputado plurinominal no ha defendido la promoción, menos la lucha contra el alga, todo porque su líder político dijo que “no es de gravedad”.


La recomendación a todos estos “enanos políticos” es que primero den resultados en sus respectivos cargos para los que fueron electos y después piensen en una candidatura, “no por mucho madrugar amanece más temprano”.


SASCAB


El presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah empieza a dejar huellas durante los diez meses que lleva en el cargo, por eso ayer se unieron tres asociaciones civiles interesadas en la conservación del medio ambiente. Una de ellas es Yaxché

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *