Mundo

Presunto golpe de estado en Bolivia termina con la detención de un jefe militar

La Paz, 27 de junio de 2024.- El gobierno de Bolivia terminó con el intento de golpe de Estado militar encabezado por el ya depuesto comandante general Juan José Zúñiga contra el ejecutivo de Luis Arce. El propio presidente Arce había denunciado este miércoles “movimientos irregulares” de militares frente a la sede del Gobierno en la ciudad de La Paz.

Horas después, en el mismo llamado palacio gubernamental cercado por los golpistas y por una de cuyas puertas irrumpió una tanqueta, el presidente Arce y su vicepresidente, David Choquehuanca, se dirigían a la ciudadanía que había expulsado a los militares.

La Fiscalía General decretó una “alerta migratoria” contra Zúñiga para evitar que pueda abandonar el país. La Fiscalía también anunció que abrirá una “investigación penal” en contra de Zúñiga y todos los militares que participaron en la movilización “irregular” de soldados fuertemente armados que ingresaron “por la fuerza” a la sede del Gobierno de Bolivia en La Paz.

Poco tiempo después, fue capturado Zúñiga, el destituido jefe militar que lideró el “intento de golpe de Estado” en Bolivia: Zúñiga, acusado de un “intento de golpe de Estado” en contra del Gobierno del presidente boliviano, Luis Arce, fue capturado al salir de la sede del Estado Mayor de Bolivia a las 19.00 hora local, después de comandar a un grupo de militares que con tanques irrumpieron en la sede del Ejecutivo en la ciudad de La Paz.

“Queremos exhortar a todos a que defendamos la democracia. Y aquí estamos, firmes en Casa Grande, con todo el gabinete. Saludamos a las organizaciones sociales y las invitamos cordialmente a que nuevamente muestren el camino de la democracia al pueblo boliviano”, sostuvo el ejecutivo.

Minutos después de que el propio Arce nombrara en la sede del Ejecutivo a nuevos comandantes del Ejército boliviano en medio del intento de golpe de Estado por parte de Juan José Zuñiga, los militares abandonaron el centro de La Paz.

José Wilson Sanchez asumió el cargo en reemplazo del golpista y el personal militar que se había unido al ataque contra el ejecutivo boliviano; también comenzó la retirada hacia sus unidades militares, después de que el nuevo comandante llamara a restablecer el orden y mandó replegarse a todo el personal militar movilizado.

Durante su captura, el destituido comandante militar boliviano Juan José Zúñiga, acusado de un intento de golpe de Estado contra el gobierno de Bolivia, afirmó en el momento en que era capturado que el presidente Luis Arce le ordenó sacar los “blindados” para “levantar su popularidad”.

El destituido jefe militar dio una lista de los vehículos que supuestamente Arce le ordenó mover.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba